Mensaje
Imprimir

Madres y padres debaten en torno a "El secreto del fuego", de H. Mankell

club lectura familias mankell

El jueves 19 de abril de 2012, a las 18.00 h., tuvimos, tras dos cambio de fechas por los que nos disculpamos, la segunda sesión del CLUB DE LECTURA para familias, profesorado y personal no docente, esta vez incluso contamos con la asistencia de una estudiante francesa interesada en la literatura.

            A pesar de la tarde ventosa y algo desapacible, los lectores –mayoritariamente lectoras- acudieron fielmente a la cita. La sesión, fue, como es habitual, animada, aunque con discrepancias: hubo personas que pensaron que la novela era excesivamente trágica, pues el encadenamiento de desgracias que sufre la protagonista, Sofía, una niña de doce años en Mozambique, parece difícilmente soportable: el ataque de los bandidos, el peregrinar por el desierto, el estallido de la bomba, la muerte de su hermana María…

            Sin embargo, y tal como ocurrió en la sesión que con el alumnado realizamos para charlar de esta misma novela, se valoró especialmente la valentía y la enorme fuerza vital de la niña protagonista, su duro proceso de maduración en un año, e su peregrinar por hospitales y casas de acogida. Sorprendió los servicios sociales, aunque rudimentarios, de que parece disponer el país africano, a pesar de su extrema pobreza.

            Por otra parte, pareció acertada la forma en la que está narrada la novela, huyendo de la truculencia y del patetismo, y finalmente, destacamos los valores simbólicos de la obra –el secreto del fuego, la armonía con la naturaleza…- y el lirismo que se desprende de algunas páginas, especialmente en la parte final cuando Sofía descubre un nuevo mundo en el taller de costura de Fátima, líneas que nos han dejado un sabor menos amargo:

            -Siempre he soñado despertarme una mañana y tener alas en la espalda- dijo Fátima-. Probablemente no ocurra nunca. Por eso me rodeo de pájaros. Mil alas que baten y revolotean hacia cielos grises y azules. (Pág. 121)

Finalmente, pensamos que dar a conocer esta realidad tan próxima, aunque parezca tan distante, a nuestros jóvenes, es oportuno para ampliar nuestros horizontes.

 

                                   Cristina Ruiz Guerrero, Departamento de Lengua Española.