Club de lectura (años anteriores)

Mensaje
  • Aceptar Cookies

    Este sitio usa cookies. Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web

    Más Información

calpurnia

Hemos llegado al final de una andadura en este florido y cálido mes de mayo. La despedida la hemos realizado con un libro que rebosa esperanza en el futuro, pues todos hemos querido pensar que Calpurnia, quien cumplió doce años en 1900, pudo realizar su sueño de convertirse en científica naturalista. De hecho, la blancura de la nieve, insólita en Texas, así parece indicarlo:
"Me planté con firmeza ante la ventana y cuadré los hombros en posición militar, respiré hondo y descorrí la cortina.
Y allí estaba: un manto blanco y perfecto cubría el césped, los árboles, el camino y todo cuanto yo alcanzaba a ver; un manto absolutamente virgen, intacto y apacible. Nieve. Tenía que ser nieve. (p. 305)
(...)
Era la primera mañana del primer día del nuevo siglo y la nieve cubría el suelo. Cualquier cosa era posible." (p. 307)

Hoy la reunión ha sido algo menos numerosa que en otras ocasiones, y también ha habido más personas a las que no ha llegado el libro o no han podido terminarlo, ¡ay, los exámenes y las tareas no dejan tiempo para esa actividad fuera de programa que es leer! Ya se nota la presión del curso que finaliza. Tampoco ha habido demasiada unanimidad entre los lectores, a un sector le ha parecido demasiado lenta, carente de acción, pero otra parte ha disfrutado con la historia de esta niña que descubre, pacientemente y a través de la observación, la naturaleza que le rodea, hasta llegar, gracias a su abuelo, a las teorías de la evolución de Darwin. Ha gustado la recreación del mundo de la infancia, sobre todo en aquellas personas cuya niñez transcurrió en zonas rurales, tanto como las acertadas, y no prolijas, descripciones del entorno natural de Calpurnia. De hecho, ha habido alguna lectora en absoluto amante de la biología, que se ha reconciliado con ella gracias a Calpurnia, como también ha habido una profesora de Ciencias Naturales –gracias, Paqui, por tu aportación- que se ha sentido identificada en esa niña que anotaba pacientemente sus observaciones en el cuaderno.
No menos importante en la novela nos ha parecido el empeño de Calpurnia en luchar contra la vida a la que está destinada –un poco de piano, mucho de bordado y cocina- en el comienzo del nuevo siglo, en un pueblo de Texas donde ya ha aparecido la primera mujer que trabaja fuera de casa, la telefonista.
En conclusión, ha sido una lectura fácil y entrañable que nos ha acercado, con cariño, al mundo de la naturaleza y a la teoría de la evolución de Darwin, por lo que en EEUU ha tenido una fuerte repercusión como contestación a las teorías creacionistas.

Imágenes de la Biblioteca

Traducir Web

Descargas

Documento para justificar faltas

Solicitud escuelas deportivas

Solicitud de actividades extraescolares

Cuadernillos de Programaciones

Descargar

Curso 2016-17. Información sobre nuevas materias LOMCE

Descargar

pasen

Kakemono

I.E.S. Drago en imágenes

Captura_de_pantalla_2010-10-07_a_las_18.55.45

logo_averroes

logo-junta-de-andalucia